En los últimos años, en Argentina se ha realizado un intenso trabajo para lograr que productos como huevos y carne de pollo contengan altos contenidos de ácidos grasos omega-3 para favorecer a la población. Esta labor ha estado a cargo de un grupo de técnicos de centros experimentales y miembros de Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

La ejecución de este trabajo por parte del INTA es significativo, ya que es muy beneficioso para la salud. Los ácidos grasos omega-3 fueron y son ampliamente estudiados, debido a estas investigaciones se ha logrado descubrir los beneficios que estos ácidos insaturados poseen para prevenir enfermedades crónicas. De esta forma, la familia de los ácidos omega se ha convertido en grandes aliados para la salud y para una mejor calidad de vida. Es así como este tipo de ácidos grasos reduce la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares, posee propiedades anticancerígenas que previenen la aparición de ciertos tipos de cáncer como de colon, próstata y mamario. Además, el consumo de esta clase de ácidos grasos desempeña funciones muy importantes durante la gestación, lactancia e infancia, ya que son constituyentes de los fosfolípidos de las membranas celulares y forman parte de las estructuras neuronales.

Publicidad

De acuerdo al veterinario Bernardo Iglesias del área avícola del INTA pergamino, indicó que es muy positivo agregar un mayor valor agregado a los productos como pollo y huevo de gallinas. Por lo demás, el Sr. Iglesias reveló que el producir pollos y huevos con mayor valor de omega-3, sólo está basado en un cambio de alimentación que se les suministra a las aves, enriqueciendo la ración con ácidos grasos. Lo cual se logra a través de dietas vegetales basadas en aceite o semilla de lino, entre otras. Otra opción es suministrar a la ración fuentes de origen animal como aceite o harina de pescado.

El proyecto concluyó el año pasado, pero según el veterinario del INTA “siempre hay cosas que innovar”. Para concluir, subrayó que han identificado diversas fuentes de ácidos grasos omega-3 de origen vegetal, y que hoy ya están produciendo productos avícolas enriquecidos para la población.