El titular de la cartera de agricultura de Venezuela, Sr. Carlos Osorio, explicó que algunos empresarios del sector privado dedicados a la importación de carnes han pretendido utilizar las licencias como un negocio, vendiéndolas en los mercados internacionales.

El Sr. Osorio cuestionó que "algunos pretenden manipular el uso del permiso y empiezan a hacer un negocio paralelo; porque para algunos en el sector privado la importación no es una actividad que pretende resolver algunas deficiencias: ven el permiso como un negocio".

Además, agregó que existen empresarios que han recibido licencias y que tienen problemas con algunos permisos, no han notificado de esto al Ministerio de Alimentación.

Publicidad

Según el funcionario gubernamental, las licencias de importación sin utilizar llegaron a representar 80% de los permisos concedidos para comprar carnes en el exterior, proporción que se ha reducido hasta 50% tras una reunión entre el ejecutivo nacional y los importadores.

El ministro de alimentación negó que se estén suspendiendo licencias, aunque sí reconoció que se están evaluando a todos los importadores que han hecho solicitudes y que no han ejecutado esas compras al exterior.