La compañía Lonza anuncia la celebración de sus 40 años en la producción de niacina, vitamina B3. La compañía ha invertido significativamente para poner en marcha una serie de nuevas investigaciones para comprender mejor el papel de suplementación que la niacina desempeña en la salud humana y animal. Como una de las empresas más importantes en la producción de vitamina B3 por más de cuatro décadas, la empresa es responsable de satisfacer la demanda de más de la mitad de las compañías de nutrición animal y humana en el mundo.

Para apoyar las iniciativas de crecimiento, una nueva fábrica del compuesto está programada para iniciar sus operaciones durante el cuarto trimestre de 2012. Además de una unidad en Suiza, Lonza está instalada en Guangzhou desde 1995 y en Nansha, ambas en China desde 2003.

Publicidad

"El concepto de Lonza, su know-how, así como la calidad y confiabilidad de sus productos nos han permitido convertirnos en el proveedor principal de vitamina B3 y fomentar el crecimiento a largo plazo, de la suplementación en la formulación para utilización final de productos de nutrición animal y humana”, explica el jefe de la Unidad de Negocio de nutrición, Roman Quinter. "Como líder mundial, Lonza quiere mantener este lugar y fortalecer la industria de nutrición de productos innovadores y de calidad, respaldados por la investigación científica", enfatizó él.

En la industria de alimentación animal, nutricionistas coinciden en que la suplementación con vitamina B3 es esencial para aves y porcinos para desarrollar su base corporal. En 2010 se estimaba que más de 18 mil millones de aves y 950 millones porcinos recibieron vitamina B3 en su dieta. Como reconocimiento, Lonza comenzó una serie de nuevos estudios para definir mejor el papel que la niacina está jugando en mejorar la salud animal, optimizando la productividad y estimular la rentabilidad económica del productor.