Este fin de semana, la Asociación Departamental de Avicultores de Cochabamba, Bolivia, evidenció que desde hace aproximadamente tres semanas, donde comerciantes inescrupulosos restablecieron el contrabando de maíz cosechado en la temporada agrícola de invierno a ciudades asentadas en el sur de Perú.

El presidente de la ADA, Sr. Willy Soria, informó que apenas tuvieron conocimiento del desvío denunciaron el hecho al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, sin haber recibido hasta la fecha ninguna respuesta ni visto acciones concretas.

Además, informó que después de los primeros meses de cosecha en Santa Cruz, el precio del quintal de maíz puesto en Cochabamba bajó de US$13.20 a US$11.78 e inmediatamente los intermediarios desviaron el producto a Perú, donde el quintal de 46 kilogramos se vende fácilmente por encima de US$14.36.

Publicidad

Es más el Sr. Soria dijo que tanto la cosecha de invierno en Santa Cruz como el acopio de maíz que hizo la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos, Emapa de pequeños productores, está dando buenos resultados, “pero si nadie frena el contrabando, a fines de noviembre y diciembre estaremos sufriendo otra vez una escasez aguda, como la del año pasado”, afirmó él.

También, relató que hace dos semanas, por ejemplo, efectivos de la Aduana Nacional de Bolivia, se incautaron de grandes volúmenes de trigo debajo de granos de soja.