Desde el 1 de enero de 2012 en la Unión Europea, todas las gallinas que estén en jaulas deberían alojar en jaulas enriquecidas, es decir en jaulas más grandes y con más equipamiento que las convencionales. No obstante, se estima que esta norma no se va a cumplir en la práctica al 100%. Según ha publicado la organización agraria británica, NFU, ya que la Comisión Europea estima que 11 millones de gallinas seguirán en jaulas convencionales al inicio del próximo año.

La organización señalada junto con la interprofesión británica del huevo se reunieron la semana pasada con funcionarios que ejercen altos cargos en la Comisión Europea para transmitirles la preocupación de los avicultores británicos ante la posible invasión en su mercado de huevos ilegales, por no cumplir la normativa de bienestar, a bajo precio. Las cifras que maneja la interprofesión británica son más negativas que las de la comisión, estimando que hasta 83 millones de gallinas, aproximadamente una cuarta parte del censo comunitario, en 13 países de la UE podrían todavía estar en jaulas convencionales al inicio del próximo año.

De acuerdo a los productores británicos de huevos, en la mencionada reunión, la comisión se ha mostrado categórica en no permitir que se amplíen los plazos para el cumplimiento de la norma a ningún país y bajo ninguna circunstancia, pero al mismo tiempo, ha señalado que sería un contrasentido realizar un masivo sacrificio de gallinas cuando el mercado comunitario necesita de esos huevos.

Publicidad

Además se ha mencionado que los países no podrían aplicar, de manera unilateral, restricciones a la importación de huevos.

Debido a la dificultad de gestionar la trazabilidad en huevos importados y sobre todo, en huevos líquidos, los británicos han pedido a la comisión que se refuercen las inspecciones y controles en todos los países para verificar el cumplimiento de la norma.