El XXII Congreso Latinoamericano de Avicultura se llevó a cabo entre el 6 y 9 de septiembre de 2011, en La Rural, Buenos Aires, Argentina. Un evento que es el mayor punto de encuentro bianual de la industria avícola de América Latina, tanto por actualización de las conferencias científicas así como el aporte de la innovación tecnológica a través de la feria exhibición.

La ceremonia de apertura del evento estuvo presidida por el Dr. Héctor Motta, Presidente de la organización del XXII Congreso Latinoamericano de Avicultura. También contó con la presencia de importantes personalidades del ámbito privado y gubernamental, en esta oportunidad estuvo presente la Ministra de la Industria de Argentina, Sra. Débora Giorgi, al igual que su par de Agricultura, Sr. Julián Domínguez.

Las palabras de bienvenida mantuvieron la consistencia del lema empleado en el presente Congreso de ALA: “Latinoamérica: Reserva Alimentaria Mundial en Armonía con el Ambiente”, es así como el Dr. Motta aseveró: “Nos propusimos demostrar que América latina es capaz de cumplir con el desafío de la demanda global de alimentos, ya que estamos en una zona privilegiada donde muchos de nuestros países han alcanzado un desarrollo muy importante, que permite el abastecimiento de alimentos saludables al mundo, producidos de forma amigable con el medio ambiente".

Los objetivos centrales propuestos por el comité organizador para este XXII Congreso Latinoamericano de Avicultura fueron logrados, ya que el evento giró en torno a la investigación e innovación tecnológica, con más de cincuenta exposiciones de especialistas en ciencias avícolas de todo el mundo, abordando tópicos de las diversas áreas preponderantes para el sector. Además, hubo conferencias de economistas, especialistas en marketing y una jornada intensiva del Instituto Latinoamericano del Huevo.

El Congreso Latinoamericano que se realiza en forma bianual, este año 2011 fue organizado por la Cámara Argentina de Productores Avícolas, CAPIA, y por el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas de Argentina, CEPA, reuniendo a aproximadamente 2,962 congresistas entre científicos, empresarios, funcionarios y estudiantes de carreras afines, procedentes principalmente de América latina y el Caribe. Con respecto a la Feria-Exhibición que se realizó de forma paralela al Congreso ALA, ésta acogió aproximadamente 250 empresas provenientes de todo el mundo, apoyando a los avicultores en la toma de decisiones con la más moderna tecnología y las nuevas innovaciones de productos destinados a la creciente industria latinoamericana. Cabe destacar que durante los cuatro días del encuentro se registró una asistencia total cercana a las 22,000 personas en La Rural, constituyéndose en uno de los más importantes encuentros de la cadena avícola a nivel mundial.

El congreso finalizó con una cena de clausura, donde se dio a conocer la elección del nuevo Consejo directivo de ALA, presidido desde ahora por el Sr. Roberto Domenech. Asimismo, esa noche, el líder del Comité organizador del XXII Congreso Latinoamericano de Avicultura, Dr. Héctor Motta realizó el cambio de mando, dándole la bienvenida a la nueva comisión organizadora del próximo Congreso Latinoamericano de Avicultura 2013 a realizarse en el país centroamericano de El Salvador.

Conferencias dictadas durante el Congreso de ALA   

Durante los días del XXII Congreso Latinoamericano de Avicultura se dictaron especializadas ponencias que actualizaron a los conferencistas sobre temáticas contingentes para la industria avícola desde las diversas áreas como sanidad aviar, nutrición, manejo y producción, genética e incubación, empresarial y medio ambiente. Es vital señalar el excelente nivel de cada una de las exposiciones realizadas durante el evento. En esta ocasión se presentan tres breves extractos de charlas sobre sanidad, nutrición y empresarial.

Conferencia sanidad
 En una de las prodigiosas presentaciones de sanidad, el Dr. Paulo César Martins abordó el tema del “Impacto económico de la Influenza aviar en el sector avícola”. Él manifestó que el riesgo de la influenza aviar, existe y no es posible eliminarlo, sin embargo se puede controlar esta situación.

El Dr. Martins presentó modelos que pueden estimar las pérdidas económicas producidas por la IA. En América Latina, por ejemplo, un brote de H5N1 podría causar pérdidas entre 1 y 7 millones de dólares (basándose en el impacto que causó la enfermedad en Japón y Vietnam). Si la región estuviera preparada para controlar el brote, las pérdidas no llegarían a un millón de dólares. Sin embargo, ese número podría alcanzar los 7 millones dólares por la falta de previsión.

Una de las formas para mitigar estas pérdidas es la regionalización y también la compartimentalización. De acuerdo a un ranking elaborado por la FAO, en América Latina el país que está mejor preparado es Chile, seguido por México, y en tercer lugar Brasil.

Además, el Dr. Martins recordó en su ponencia que en América Latina, no hay ningún laboratorio de referencia de la OIE para las enfermedades de avícolas. "Nosotros producimos el 35% de los pollos consumidos en todo el mundo, pero no tenemos un laboratorio de la OIE en nuestra región", afirmó.

También, el Dr. Paulo Martins resaltó que los laboratorios centinela y regionales existentes deben pasar por pruebas de aptitud con mayor frecuencia, y sugiere que estas unidades se reporten a un organismo externo, el cual que debería ser creado con el apoyo y la presión del sector privado para desempeñar esta labor. "¿Cuál es la importancia de la producción avícola de América Latina en el mundo? La región concentra sólo el 8,8% de la población mundial y produce 1/3 de la carne de pollo consumido en el mundo", concluyó.

Conferencia nutricional   

En una de las disertaciones sobre nutrición, el Dr. Horacio Santiago Rostagno trató el tópico: ”Nuevas recomendaciones nutricionales para pollos y ponedoras”. Enfatizó que la avicultura es una actividad que se desarrollo especialmente en las ultimas decádas y que en gran parte este crecimiento está asociado al mejoramiento genético y al conocimiento del valor nutricional de los ingredientes y de los requerimientos nutricionales de las aves en las diferentes fases productivas.

Actualmente, el objetivo principal es el aumento en la productividad de las aves, mejorando el desempeño, la utilización más eficiente de las raciones y de los alimentos, ya sean tradicionales o alternativos.

Simultáneamente, los requerimientos nutricionales de los animales deben ser adecuadamente ajustados para evitar el exceso de nutrientes en las dietas sea eliminado en las heces y orina, pudiendo contaminar el suelo y las reservas de agua.

Cada vez es más necesario que las investigaciones en el área de nutrición animal, tomen en consideración factores que puedan interferir en los resultados experimentales, incluyendo la genética animal, ambiente y manejo, y así aumentar la confiabilidad de los resultados y buscar siempre avance en el conocimiento de las metodologías usadas en la evaluación de los alimentos y en la determinación de los requerimientos nutricionales de las aves.

Publicidad

Es así como, el uso de ecuaciones para estimar las necesidades de los nutrientes, permite la flexibilización de los requerimientos, debido a que de esta manera, ya no existe un único nivel recomendado, sino varios, de acuerdo con el desempeño y el consumo de ración de las aves. Con respecto al concepto de proteína ideal, él observa que éste fue utilizado para estimar los requerimientos nutricionales de los aminoácidos esenciales para cada tipo de ave.

Conferencia empresarial   

En las conferencias del área empresarial, el Sr. Francisco Turra dictó una conferencia denominada “América Latina alimentará el mundo”. Él indica que las transformaciones ocurren en una escala geométrica, basándose en los datos recogidos por la División de Población de las Naciones Unidas que indican que al 2030, la población mundial alcanzará los 8 billones de personas, número que debería llegar a 9 billones en 2050.

Lo anterior constata que el mundo necesitará más alimentos. Si el crecimiento proyectado de la población se confirma, el mundo de los agronegocios, que hoy moviliza US$15 trillones, datos de 2010, existirá la necesidad de ampliar la producción de alimentos en 70% para satisfacer la creciente demanda para el año 2050, según la FAO/OCDE.

Las mismas proyecciones de la OCDE/FAO muestran que el consumo de carne de pollo, que en la actualidad es de 94 millones de tonelada, para el año 2019 debería llegar a 116 millones de toneladas, lo que corresponde a un incremento de 23%. Las investigaciones del Rabobank indican que el 75% del crecimiento de la demanda mundial por aves entre 2010 y 2020 se concentrará en los mercados emergentes, especialmente China, Brasil e India. Sólo el consumo de China se espera que crezca en más de 5 millones de toneladas en el período, un alza acumulada de 50%.

Con lo anterior se deduce, que está es una excelente oportunidad para la producción avícola de América Latina en los próximos años, que tiene una serie de ventajas competitivas. Debido a que ninguna otra región del mundo concentra tantas características favorables como latinoamericana, con la abundante oferta de agua, tierras de cultivo y alto potencial para la producción de biomasa. La región otorga también una de las más importantes producciones de granos del mundo.

De acuerdo al Sr. Turra, los ojos del mundo se concentran en Brasil y Argentina. El primero es un líder mundial en las exportaciones, 3.8 millones de toneladas de pollo en 2010, y el tercer productor mundial con 12.230 millones de toneladas en 2010, dueño de los costos de producción más bajos y altamente competitivo, exportando a más de 150 países. El segundo, tiene un gran potencial para agregar valor a la oferta local de granos y una de las industrias avícolas que posee mayor expectativa de crecimiento en el mundo, según el informe del Rabobank.

Junto con Brasil y Argentina, otros países de América Latina que destacan en la producción de pollos son México y Colombia. Donde el país norteamericano contó con 2.8 millones de toneladas producidos en 2010, superando incluso a Argentina, que produjo 1.6 millones de toneladas en el mismo período. Mientras que Colombia contó con un millón de toneladas en el mismo año. La mayor parte de la producción de estos países es para consumo interno. Con respecto a las exportaciones además de Brasil, solamente se encuentran con cifras significativas en el período: Argentina con 214,000 toneladas y Chile con 79,000 toneladas.

Bajo este escenario, teniendo en cuenta las tasas de crecimiento de la población y el aumento en la generación de ingresos, y sumándole el crecimiento de la demanda, especialmente en los países asiáticos, las perspectivas del potencial crecimiento son prometedoras para el sector productivo de Latinoamérica.

El Sr. Turra señaló que esto no significa que no vayan a existir obstáculos por delante. En primer lugar, hay un intenso trabajo por hacer, para que no se pierdan las ventajas competitivas de los exportadores, como el buen status sanitario y suministro de insumos - con la competencia de la producción de etanol a partir del maíz.

Por otra parte aseveró, es crucial la unión de fuerzas entre los países para defender los intereses específicos de la industria avícola de América Latina, así como: una visión a nivel macro.

Premiaciones durante el Congreso Latinoamericano de Avicultura 2011   

En el marco del congreso, el día 8 de septiembre de 2011, en un acto solemne se realizó el reconocimiento al empresario líder y al profesional destacado de la avicultura de los países miembros de la Asociación Latinoamericana de Avicultura, ALA, los cuales son distinguidos por ser personalidades que poseen una reconocida y meritoria trayectoria en la avicultura de cada país.

Este año los premiados por ALA fueron: Argentina, Sr. Jorge E. Nazar y Dr. Juan Alberto Trinidad; Bolivia, Rubén Suarez Antelo e Ing. Rolando Camargo Ferreira; Brasil, Mario Lanznaster e Ing. DirceuDuarte Talamini; Colombia, Alfredo Acebedo Silva; Chile, Dr. Jorge Hodgson; Costa Rica, Carlos Morales Ayala e Ing. Mario Zumbado Alpízar; Cuba, Víctor Fidel Hernández Pérez y Dr. Manuel Dimas Pampín Balado; El Salvador, José Rodolfo Cisneros y Dr. Ricardo Bolaños Posada; Guatemala, Oscar Gil Chew y Dr. Carlos Del Aguila; Honduras, Manuel González Miranda y Lic. Jose Osorio Medina; México, Manuel Romo Muñoz y Dr. Miguel Ángel Márquez; Nicaragua, Mario Rosales Pasquier e Ing. José Hernandez Castillo; Panamá, Jesús Arce Valbuena y Dr. Amir Nilipour; Paraguay, Hiromichi Mahehara; Perú, Apolonio Suárez Orbezo e Ing. Pedro Mitma Olivos; República Dominicana, Carlo Magno González y Francisco Polo Matías; Uruguay, Daniel von Achenbach y Dr. Francisco Cappano Mouriño; y Venezuela, Antonio Venezia Salvaggio y Dr. Francisco Tagliapietra.

En esta misma oportunidad, nuestra revista Industria Avícola, WATT Publishing, realizó su reconocida premiación instaurada en 1987, el Salón de la Fama, la cual durante cada edición del Congreso Latinoamericano de Avicultura incorpora nuevos integrantes reconociendo a aquellas personas que se han destacando como pioneros y lideres por su contribución en el avance de la avicultura latinoamericana.

Este año 2011, los nuevos miembros del Salón de la Fama son: Dr. Bernando Lozano Dubernard, médico veterinario zootecnista de la Universidad Autónoma de México, UNAM; Dr. Miguel Ángel Jacinto Márquez Ruiz, médico veterinario zootecnista de la Universidad Autónoma de México, UNAM. Cursó ahí un internado en Patología Aviar, la especialización en Enfermedades Virales de las Aves, en la University of Liverpool, Inglaterra, y es profesor en ciencias veterinarias de la École Nationale Vétérinaire d'Alfort de Paris, Francia; Ariel Antonio Mendes, veterinario de la Universidad Federal del Paraná de Brasil, UNESP. Estudió la maestría en la UFRGS, en Porto Alegre. Doctorado en la UNAM y posdoctorado en la University of Arkansas, EUA; y Antônio Mário Penz Junior, ingeniero agrónomo y profesor en Zootecnia de la Universidade Federal do Rio Grande do Sul, Brasil. Doctorado en Nutrición Animal en la University of California – Davis, EUA.

La entrega de esta distinción es un símbolo de gratitud para todas las personas que aportan con su conocimiento, visión, esfuerzo y amplia trayectoria al servicio de la avicultura de la región.