Tras un lapso de treinta días de la audiencia conciliatoria con motivo de la investigación antidumping que lleva la Secretaría de Economía a la importación de muslo y pierna de pollo, existe una fuerte versión que se aplicarían cuotas compensatorias provisionales a las exportaciones de Estados Unidos.

Si se concretizarán estas medidas de la Unidad de Prácticas Comerciales Internacionales, que dirige Hugo Perezcano, se provocaría escasez y desabasto, entre tanto se elevarían considerablemente los precios de la principal fuente de proteína animal entre las clases populares.

A pesar de la propuesta del Consejo de Exportadores de Aves y Huevo de Estados Unidos para buscar soluciones y concluir la investigación, y a una semana de que se cumpla el plazo para el intercambio de opiniones por escrito, Bachoco no ha respondido al ofrecimiento.

Cabe recordar que la empresa de Javier Bours fue precisamente la que promovió ante la dependencia que encabeza Bruno Ferrari la solicitud para que se impongan cuotas compensatorias.

Publicidad

La entidad estadounidense que preside el Sr. James Summer, ofreció intervenir para eliminar barreras sanitarias en Estados Unidos que impiden las exportaciones mexicanas de pollo y destinar recursos a fin de lograr el reconocimiento de más zonas libres de enfermedades aviares en México, entre otras.

Sin embargo, Bachoco prefiere seguir con las medidas proteccionistas que dañan la economía de este país sin hacer nada para volverse competitivo en una economía abierta. Esto sería avalado por la Subsecretaría de Industria, que lleva Lorenza Martínez, concediendo esa actitud.

Con el apoyo del Ministerio de Economía, que dio entrada a una demanda de Bachoco y dos empresas como Patsa y Buenaventura, pareciera que la Secretaría de Economía tiene decidido aplicar cuotas compensatorias.