Brasil Foods, BRF, negocia la adquisición de activos relacionados a la operación de producción y sacrificio de porcinos de la compañía francesa Doux Frangosul, ubicada en el distrito de Ana Rech, en Caxias do Sul, RS, Brasil. La información fue confirmada por la empresa al mercado. La unidad de Caxias do Sul, sacrifica aproximadamente 3,200 porcinos por día y produce carne procesada. Antes de la declaración del comunicado de BRF, la compañía Doux decía por medio de su asesor de prensa que no se pronunciaría sobre especulaciones.

Si tiene éxito, la adquisición de la unidad de porcinos de Doux por parte de BRF, será uno de los primeros pasos en la estrategia reciente de la empresa resultante de la unión de Sadia y Perdigão. Para que su creación fuese aprobada por el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil, Cade, donde BRF tuvo que aceptar vender un bloque de unidades y marcas. Además, de eso tendrá que suspender el uso de la marca Perdigão (por tres a cinco años en algunas categorías) y Batavo durante cuatro años.

Esta alineación de activos y la suspensión de marcas llevará a la pérdida de ingresos, que deben ser reintegrados, dijo recientemente el presidente de BRF, Sr. José Antonio do Prado Fay. La reconstitución de la facturación puede ser a través de la adquisición de otros activos en Brasil o en el extranjero, dijo él.

En este momento, el Sr. Fay también dijo que las opciones de compra en el país se hicieron más restringidas. Marcas, por ejemplo, no pueden ser adquiridas. Sin embargo, si la compra de la unidad de porcinos de Doux se concretiza, BRF estará invirtiendo en capacidad instalada, y no en marcas. En un comunicado enviado al mercado, BRF destacó que la negociación no implica la compra de cualquier marca.

La operación con el BRF puede aliviar la situación de Doux, que enfrenta dificultades desde principios de 2009, cuando comenzó a retrasar los pagos a los productores integrados de aves y porcinos. Desde entonces, la multinacional ya ha realizado siete programas para eliminar los retrasos, que a veces llegó a 120 días más allá del período habitual de 45 días para la liquidación de los lotes de animales entregados para el sacrificio.

El último programa fue presentado el lunes, cuando Doux se comprometió a hacer pagos a tiempo hasta diciembre. Antes, la promesa era liquidar 50% de las deudas pendientes a finales de agosto, pero sólo la semana pasada se redujeron de 110 a 60 días, de acuerdo con la Federación de Trabajadores Agrícolas de Río Grande do Sul (RS-Fetag) .

Publicidad

Con cerca de 2,200 productores integrados en Río Grande do Sul, Doux Frangosul tiene dos frigoríficos de aves en el estado, Montenegro y Passo Fundo, y la planta de sacrificio de porcinos en Caxias do Sul. La compañía también tiene plantas de incubar, fábricas de alimentos y planta de procesamiento de pollo.

Cuando la morosidad comenzó, la compañía atribuyó el problema a la desaceleración de las exportaciones debido a la disminución del consumo resultante de la crisis mundial de 2008. En 2009, los ingresos disminuyeron 12% respecto al año anterior a US$928,936,086.

En junio de 2009, Doux vende por US$34,964,598 la unidad de pavos, también en Caxias do Sul, a la compañía Marfrig. Pero incluso con la entrada de ese dinero las dificultades continuaron. En noviembre de 2010, adquirió un préstamo de US$10,675,749 en Banrisul para pagar a sus integrados, pero persistieron los retrasos.

En julio, la empresa se enfrenta a otro problema. Esta vez se trataba de una huelga de más de la mitad de los 1,200 empleados del frigorífico de aves de Passo Fundo, que duró poco más de una semana.

En 2010, Doux Frangosul obtuvo ingresos brutos de US$811,643,153, una vez más con una caída de 12% en comparación con el año anterior. Sólo, las exportaciones cayeron 14.5% a US$609,393,200, mientras que la utilidad neta se redujo de US$44,823,927 a US$14,500,538, afectados negativamente por los mayores gastos. Sin embargo, la empresa proporcionó US$1,346,112.49 para pagar dividendos a la matriz francesa Doux, a diferencia de 2009, cuando todo el resultado había sido destinado a la compensación de prejuicios registrados.