El embargo de Rusia sobre las carnes brasileñas completó 100 días este viernes pasado, no hay fecha prevista para una nueva misión del Ministerio de Agricultura brasileño a Moscú. El sector productivo espera con ansiedad una nueva conversación entre los representantes brasileños y las autoridades sanitarias de Rusia para llegar a una solución definitiva.

En una reunión efectuada el jueves 22 de septiembre, los funcionarios del Ministerio de Agricultura y los dirigentes de los órganos representativos de las industrias frigoríficas solicitaron al sector privado que se eviten las declaraciones públicas acerca de los intentos para revertir el embargo ruso sobre las carnes brasileñas. La razón es que dicha información podría poner en peligro las negociaciones con el país europeo.

Publicidad

El sector privado no se pretende callar y está insatisfecho con la demora con que las autoridades federales han actuado para encontrar una solución al problema.