La asociación sin fines de lucro formada por la industria avícola estadounidense, National Chicken Council, dio a conocer que el pollo es una de las carnes más sanas y provee una importante cantidad de proteínas a las personas que consumen este producto.

De acuerdo al NCC, una porción de 100 gramos de pechuga con piel tiene 197 calorías, 30 gramos de proteína, 84 miligramos de colesterol y 7.8 gramos de grasas. Además, si la piel es retirada, se elimina aproximadamente la mitad del contenido graso.

Asimismo, la Asociación de Productores Avícolas de Chile, APA, indicó que la carne de pollo y pavo contiene proteínas de alta calidad, aminoácidos esenciales de alta digestibilidad, y aportando poca carga calórica.

Publicidad

Además, la entidad chilena señaló: “De hecho, el pollo y el pavo están considerados carnes magras porque contienen menos de 10% de grasa en su composición. Su contenido en ácidos grasos monoinsaturados, AGM, o grasas buenas es mayor que el de ácidos grasos saturados, AGS, por lo que cual resulta muy recomendable como parte integrante de una dieta saludable”.

Por otro lado, de acuerdo con la fundación George Mateljan, que promueve la alimentación sana, algunos estudios afirman que la proteína de pollo o vacuna ayuda a preservar los huesos sanos y sin osteoporosis. También, esta organización destaca que el pollo es una buena fuente de niacina, que protege contra el cáncer.

Esta fundación explicó que: “Una porción de 400 gramos de pollo provee el 72% del volumen de niacina que se recomienda comer diariamente. El pollo también tiene un importante contenido de selenio, que protege el sistema hormonal y las defensas de las personas; de zinc, hierro y vitaminas B, B12 y D”.

Según el Journal of Neurology de Estados Unidos, el pollo tiene componentes que ayudan a disminuir el riesgo de desarrollar el mal de Alzheimer.