Los agricultores argentinos y brasileños esperan cosechar 675 millones menos de bushels de maíz y 711 millones menos de soya que en 2007-08, según un artículo de Southeast Farm Press .

La disminución se debe a la falta de lluvia en Argentina y Brasil a principios de este año.