La planta de procesamiento de Coopercentral Aurora en Joaçaba cerró sus puertas a principios de abril. Cerca de 200 empleados van a perder el empleo.

Aurora dijo que las actividades se van a paralizar en función de la caída de las exportaciones de carne de cerdo y por la falta de infraestructura de la unidad, de acuerdo con la prensa brasileña. 

Para la empresa, es más viable transportar los animales hasta Chapecó, sacrificarlos e industrializar las canales, que mantener la unidad de Joaçaba en funcionamiento.