La crisis financiera en la Unión Europea, las restricciones de Rusia, la desvalorización del dólar frente al real y el alza del maíz redujeron las exportaciones brasileñas de carne de pollo en septiembre. Los envíos ascendieron a 305,095 toneladas, casi 10% por debajo de las 337,637 toneladas en el mismo mes de 2010, de acuerdo con la Unión Brasileña de Avicultura, Ubabef.

Los ingresos por ventas al exterior aumentaron 11.4%, US$590.853 millones a US$657.987 millones en igual comparación.

De acuerdo, al presidente de la Ubabef, Sr. Francisco Turra, el último trimestre fue "el más difícil en los últimos tiempos para el sector" exportador. De julio a septiembre de este año, el volumen de los envíos de carne de pollo cayó 7.2% a 970,306 toneladas. Los ingresos aumentaron 10.2% a US$ 2.039 billones.

El funcionario dijo que además de los altos costos de producción debido al precio del maíz, la industria de carne de pollo vio caer sus ventas para la UE, debido a la profundización de la crisis financiera en el bloque. Dijo que Alemania e Inglaterra, clientes importantes de Brasil, “también redujeron las compras".

También cayeron las ventas de pollo a Rusia, que embargaron los establecimientos exportadores de carne brasileña.

Publicidad

Los altos costos de producción y la caída del dólar frente al real hasta septiembre, afectaron la competitividad del sector y han llevado a algunos exportadores a reorientar las ventas al mercado interno, de acuerdo con Turra.

En el acumulado de enero a septiembre, el volumen de exportaciones ascendió a 2.898 millones de toneladas, un alza de 1.66% respecto al mismo periodo de 2010. Los ingresos aumentaron en 21% a US$6.038 billones.

A pesar del difícil trimestre, las expectativas de los exportadores y terminar el año con un crecimiento entre 3% y 5% en los envíos, ya que el último trimestre es históricamente afectado para las ventas externas y el dólar se aprecia frente al real. "Los ingresos de las exportaciones deben llegar a US$8 billones en 2011, un aumento de US$1.1 billones sobre el año pasado", estimó Turra.

Aunque el horizonte es incierto en los importadores tradicionales de pollo, Ubabef confía en nuevos mercados como China. "Simplemente no crece más porque sólo tenemos 24 plantas habilitadas para exportar". La industria busca una autorización para que otras 41 puedan vender a China.