El escenario actual de la Bolsa de Chicago para las oleaginosas muestra condiciones inestables en el mercado. Por una parte, los precios a futuro para la soja están influenciados por la repercusión del dólar, una disminución de la demanda en el comercio internacional, generando stock en las cosechas estadounidenses, y las condiciones favorables previstas para las cosechas de América del Sur para el período 2011/2012. Y por otra parte, se visualiza en el mercado ajustadas existencias para el maíz, por lo cual se está incrementando la demanda por el trigo.

Este último viernes, los precios a futuro para la soja cerraron a la baja en la Bolsa de Chicago, es así como las colocaciones para noviembre fueron de US$447.13 y para enero de US$450.43, declinando 14% frente a la jornada anterior.

Esto se podría deber a la aprensión que tienen los inversionistas frente a la disminución demanda externa de soja de EUA, algunos pactos deliberados en la Unión Europea y a la repercusión del dólar.

Además, en su último informe del USDA para este mes de octubre, se indicó que los embarques de soja estaban bajo lo estimado para la semana pasada, donde sólo se logro transar aproximadamente 254,600 toneladas, para la cual se preveía exportar entre 650,000 y 950,000 toneladas. Por otra parte, también se vislumbra una fuerte competencia de la soja de Sur América para la cosecha 2011/12.

Publicidad

Con respecto al maíz en la Bolsa de Chicago, esta oleaginosa presentó una tendencia alcista en los precios a futuro durante la semana pasada. Por lo cual se produjo un aumento de 0.5%, cotizándose para diciembre a un valor de US$257.87 y para marzo de US$262.60.

En este momento los productores de maíz no muestran interés en vender su cosecha, ya que están esperando que los precios vuelvan a subir, alcanzando los récords de algunos meses previos. Sin embargo, los inversionistas prevén que esto pueda repetirse, por lo cual optaron por comprar lo que ofertaba el mercado a futuro, impulsando los precios del grano al alza.

En relación al trigo, los precios a futuro en la Bolsa de Chicago también finalizaron al alza ubicándose a US$236.82 por tonelada.

Esta situación se puede advertir, ya que los operadores de la bolsa persiguen continuar obteniendo dividendos después que las últimas tres semanas este cereal ha alcanzado leves incrementos.