Industrias Bachoco S.A.B. de C.V., el principal productor y comercializador de productos avícolas de México, reportó su estado de resultados correspondiente al tercer trimestre de 2011. De éste se desprende una pérdida neta de US$8.13 millones ($106.9 millones de pesos mexicanos), en comparación con una utilidad de US$48.3 millones ($635.1 millones, pesos mexicanos) con respecto al mismo trimestre del año anterior.

De acuerdo a las cifras entregadas, las ventas netas fueron de US$495.8 millones el tercer trimestre 2011, éstas aumentaron 3.5%, con respecto a la suma de US$479.2 obtenida en el mismo período del año anterior. Lo cual se debió principalmente al buen comportamiento de las áreas de alimento balanceado, huevo y otras líneas de productos, adicionándose un leve incremento en la venta de productos de pollo, finalmente el resultado fue contrarrestado parcialmente por la disminución en las ventas de porcinos.

Con respecto al pollo, las ventas se incrementaron 0.7% durante este tercer trimestre de 2011 comparado con igual período 2010, resultado del aumento de volumen vendido de 3.9% y compensado por una baja en el precio de venta de 3.1%. Esto se debió principalmente a una sobre oferta de pollos en el mercado durante esta fecha.

En relación a los huevos, en este tercer trimestre de 2011, las ventas aumentaron 8.8%, producidas por un alza en los precios de 16.3%, en parte debido al menor volumen de 6.4%.

Publicidad



El Director General de Bachoco, Sr. Rodolfo Ramos, manifestó: “Los resultados del tercer trimestre fueron fuertemente afectados por una serie de factores externos que llevaron a la compañía a reportar una utilidad negativa en el trimestre, principalmente; el constante incremento en los precios de los granos, condiciones de sobreoferta en el mercado avícola mexicano, nos llevaron a una reducción en los precios del pollo, comparado con el mismo trimestre de 2010, que fue particularmente alto para un tercer trimestre.

Además, agregó, por otra la parte, lo positivo de este trimestre fue que las ventas se incrementaron en nuestras principales líneas de negocio, mantuvimos un resultado EBITDA positivo para el trimestre, mientras que una adecuada administración de nuestros instrumentos financieros derivados mitigaron el impacto de la depreciación del peso mexicano vs. el dólar.

De acuerdo Director de la compañía, “ésta continuará enfocada en mantener un estricto control de costo y gastos, mejorando la productividad, al tiempo que servimos a nuestros mercados y mantenemos una posición financiera sólida”.