En Costa Rica, si se aprueba el plan tributario los productos avícolas deberán pagar el 14% en varios momentos de su proceso productivo, es decir en el maíz y la soya que es la base del alimento de las aves, en el trasporte de insumos, finalmente en toda la cadena que lleva hasta el producto final.

La carne de ave y huevos por encontrase en la canasta básica, por lo cual no podrían recuperar el Impuesto al Valor Agregado pagado en todo ese proceso, debido a que los productos que integran la canasta básica no tienen esa posibilidad, en Costa Rica. Por lo cual, los avicultores no tendrían otra solución que trasladar esos costos al producto final.

Publicidad



Evidentemente los más afectados serían los consumidores porque los más altos costos de los productos pasarían al precio final. Los dirigentes del sector avícola se encuentran realizando reuniones con diversas autoridades costarriqueñas para hacerles ver las limitaciones que el nuevo plan impondría a todos los que producen en el sector agropecuario.

El propósito más importante es que algunas tributaciones en el proceso de producción, industrialización y comercialización queden exentas de impuestos para no vender estos productos básicos en la dieta de los costarriqueños a un precio elevado.