Después de examinar cuidadosamente el recorte del 20% en el sacrificio nacional de pollos para enfrentar la crisis mundial, la Unión Brasileña de Avicultura (UBA) lanzó una nueva recomendación. Por lo menos hasta junio, el sector no debe aumentar la producción de reproductoras, ya disminuida en 13% entre diciembre y enero.

Según el presidente Ariel Mendes, la producción nacional se debe mantener en 3.55 millones de reproductoras al mes para evitar excedentes que puedan poner en riesgo el desempeño en el segundo semestre, cuando se espera un escenario mejor. Con la medida, los productores están sacrificando reproductoras de 60 semanas, ocho antes de lo habitual.

"En el mercado interno, estamos trabajando con una previsión de crecimiento de la demanda de hasta 2% en 2009”, dijo Mendes. El mercado interno absorbe un 70% de la producción avícola.

Advertisement

La reducción en la producción de pollos en Santa Catarina quedó cerca del 15%, debido a la crisis financiera mundial, informa la Asociación Catarinense de Avicultura (ACAV).