Según USAPEEC, la mayoría de los asesores comerciales que el Presidente Obama ha nombrado se perciben como a favor del libre comercio.

El ex alcalde de Dallas, Ron Kirk, que está en espera de la confirmación del Senado como Representante Comercial de EUA de Obama, dijo que va a poner rumbo a seguir expandiendo el comercio para continuar la prosperidad económica del país. Aunque es poco conocido, Kirk es visto como un fuerte partidario del NAFTA (o TLCNA), aunque Obama fue crítico del acuerdo durante su campaña. 

Se dice que el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers tiene una impecable trayectoria a favor del comercio. Como jefe del Consejo Económico Nacional, va a ser el consejero económico en jefe del presidente y va a trabajar de cerca con la Casa Blanca para desarrollar la agenda comercial del país. Recientemente, expresó su opinión sobre los riesgos del proteccionismo, además de que fue crítico de Obama y los otros candidatos presidenciales por sus ataques en la campaña del NAFTA. 

Otro participante clave es Austan Goolsbee, que fue asesor económico de Obama durante la campaña y que ha sido propuesto para ser miembro del Consejo de Asesores Económicos. 

Advertisement

Goolsbee dijo antes de la elección que Obama "no construiría un foso alrededor del país", pero empezaría un proceso o reabriría el NAFTA para el propósito expreso de fortalecer las normas de mano de obra y ambientales en el acuerdo. Goolsbee dijo que Obama no concuerda con derogar el NAFTA. No está de acuerdo con las barreras proteccionistas. Concuerda con ingresar normas ejecutables de mano de obra y del ambiente en el núcleo del NAFTA.

Aunque Obama había dicho que quería volver a hacer el NAFTA, desde la elección se retractó de sus comentarios de campaña, especialmente con la propuesta de Kirk, defensor del NAFTA, como el Representante Comercial. 

Hasta el momento, oficialmente México no quiere alterar el acuerdo, y también oficialmente, Canadá no ha tomado una posición firme de uno u otro lado. El Presidente mexicano Calderón le dijo recientemente a reporteros que claramente el NAFTA beneficia a México y que no necesita de revisiones. Mientras tanto, Canadá dijo que está en disposición de considerar cualquier propuesta para mejorar el acuerdo.