En su reciente informe de seguimiento la Organizacion Mundial de Sanidad Animal, OIE, ha incluido 13 casos de enfermedad de Newcastle en Israel. Por lo cual, más de 350,000 aves han sido destruidas y más del doble fueron consideradas como susceptibles a la enfermedad.

El primer brote se registró en la región HaZafon en una granja de pollos de engorde a fines de noviembre. La enfermedad se propagó en toda la región y en HaMerkaz afectó a los pollos de engorde, gallinas ponedoras y pavos.

Publicidad



Las ocurrencias han sido resueltas a través del sacrificio de las aves infectadas, pero la zonificación y el control de movimiento continúan en pie en las zonas afectadas. Una investigación epidemiológica está en curso según lo informó la OIE.