La compañía Agrosuper acaba de poner el primer bono accionario de su historia, sin embargo las condiciones fueron diferentes a las estimadas, mostrando una mayor tasa a la prevista y ampliando el plazo de los pagos.

La emisión fue por 5 millones de UF, UF = US$42.68, obtuvo una tasa de 4.78%, aunque al comienzo estaba a 4.8%, y un spread de 192 puntos, superior a 4.5% de tasa y q60 puntos de spread estimados inicialmente.

No obstante, la empresa había inscrito varias líneas, sólo logró colocar la de más largo plazo. Estas cuatro líneas de emisión inscritas fueron: una serie “A” en UF a 7 años con 2 años de gracia y una duración de 4.4 años; serie “B” en pesos chilenos a 7 años con dos años de gracia y duración de 4.2; serie “C” en UF a 10 años bullet, pagadera de una sola vez, y con una duración de 8.6; finalmente fue inscrita la serie “D”.

De acuerdo al gerente de renta fija de Penta, Sr. Carlos Milla, “es bueno para el inversionista, ya que la clasificación de riesgo del emisor no era de las mejores –AA– de Feller Rates y A por Fitch– por lo que es razonable”, en una entrevista publicada en el medio La Segunda de Chile.

El experto manifestó que hay varios factores que podrían haber provocado esta mayor tasa que la esperada, entre estos el problema que se está investigando sobre el caso de colusión que afecta a esta compañía chilena “y la clasificación de riesgo; la industria de alimentos es volátil, siempre sujeta a movimientos, epidemias, enfermedades de los animales que afectan los flujos. Siempre hay un ruido, eso genera cuestionamientos y uno como inversionista pide más tasas ante cualquier tipo de cosas”.