El nuevo Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, Sr. José Graziano da Silva, aseguró que su prioridad principal será trabajar por la erradicación del hambre y la desnutrición en el mundo.

Además, el Sr. Graziano da Silva dijo en su primera conferencia que con un mandato de tres años y medio, no tiene tiempo que perder. La FAO comenzará por extender su apoyo a una serie de países de bajos ingresos y con déficit alimentario, especialmente aquellos que se enfrentan a prolongadas crisis.

El Sr. Graziano da Silva enfatizó: "Acabar con el hambre requiere el compromiso de todos: ni la FAO ni ningún otro organismo lograrán vencer solos esta guerra", también agregó que su deseo es trabajar en la forma más transparente y democrática con los países miembros, los organismos de Naciones Unidas, el sector privado, la sociedad civil y todas las partes involucradas.

De acuerdo a Graziano da Silva la erradicación del hambre es la primera de cinco prioridades estratégicas que pretende alcanzar en la FAO. Las otras son: avanzar hacia sistemas más sostenibles de producción y consumo de alimentos; alcanzar una mayor equidad en la gestión de los alimentos a nivel mundial; completar la reforma y descentralización de la FAO y ampliar la cooperación Sur-Sur; y otros tipos de alianzas.

Además, señaló que: "Tenemos que recuperar la confianza entre la Secretaría y los Estados miembros para continuar hacia delante, y mi intención es lograrlo promoviendo una relación transparente y constructiva entre los Estados miembros y los órganos de gobierno de la FAO".