Los inspectores de alimentos de Hong Kong encontraron que los huevos importados del noreste de China estaban contaminados con altos niveles de melamina, el aditivo tóxico industrial que se encuentra en el centro del escándalo de adulteración de los productos lácteos chinos.

Los hallazgos han aumentado nuevas preocupaciones de que podría estar contaminado con melamina un grupo mucho más grande de alimentos producidos en China de lo que previamente se creía, que ya ha enfermado a más de 50,000 niños en China y ha ocasionado al menos 4 muertes.

Advertisement

Los científicos en China están preocupados porque además de los productos lácteos adulterados, la melamina se pudo haber añadido intencionalmente al alimento para animales en China, contaminando el alimento balanceado de pollos y posiblemente de peces y cerdos, lo que podría resultar en carne y mariscos envenenados, según un informe publicado en ProMed Mail.