Cinco cooperativas del estado de Paraná en Brasil ya trabajan en el segmento avícola y juntas, sacrifican un millón de aves al día. Otras tres están con proyectos en marcha, en diferentes etapas, y planean colocar en el mercado 280 mil aves más diariamente, de acuerdo con Valor Econômico.

Las nuevas tentativas de Coasul, Coagru y Cocari, deberán absorber una inversión conjunta de R$215 millones de reales en plantas de procesamiento y de alimentos balanceados. Como son proyectos a largo plazo, la expectativa de los presidentes de las cooperativas que van a estrenarse en la producción de pollos es de que la crisis económica no afecte la liberación de los recursos para las obras. Las plantas deben comenzar a producir en uno o dos años.

Advertisement