El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EUA anunció un contrato por $487 millones de dólares de varios años con Novartis Vaccines and Diagnostics Inc. para construir la primera planta en EUA para fabricar vacunas celulares para la influenza estacional y de pandemia.

Debido a que se puede fabricar más rápidamente la vacuna celular de la influenza y en mayores cantidades que la tradicional, se espera que la nueva planta aumente la capacidad de fabricación de EU de vacuna de pandemia de influenza en al menos 25%.

Advertisement

La producción de vacuna celular podría cubrir más fácilmente las necesidades de capacidad repentina, porque se podrían congelar y almacenar las células con anticipación a una epidemia o desarrollarlas con rapidez en respuesta a ésta. La producción de vacunas celulares reduce drásticamente también la posibilidad de contaminación, además de que promete ser más confiable, flexible y expandible que los métodos a base de huevo. 

Actualmente, las vacunas de influenza con licencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EUA están hechas en huevos de pollo especializados que usan un proceso que poco ha cambiado en los últimos 50 años. En lugar de huevos, la producción de vacunas celulares utiliza células cultivadas en el laboratorio que son capaces de albergar a un virus en crecimiento. El virus se inyecta a las células donde se multiplica. La pared externa de las células se elimina, se recolectan, purifican e inactivan. Con esta tecnología, la vacuna se puede producir en cuestión de semanas.