Después de entrar en la producción de pollos, cerdos y embutidos, ahora Globoaves está invirtiendo en la producción de patos. La empresa, que mantiene una sociedad con Villa Germânia, productora de ese tipo de ave desde enero de este año, está construyendo una planta de procesamiento con capacidad de sacrificio de 20 mil aves al día.

Advertisement

La intención es vender carne de pato, sobre todo al mercado europeo. La planta de procesamiento, que se ubicará en Indaial, la misma ciudad donde está Villa Germânia, tiene que entrar en funciones en el segundo semestre de 2009. El aporte para la nueva planta suma los R$17 millones de reales, divididos entre Globoaves y Villa Germânia, mayor empresa productora de patos de Brasil, con 190 empleados, según Valor Econômico.