La Expo Avícola Internacional de Atlanta, llevada a cabo del 28 al 30 de enero, salió mejor de lo esperado, y eso fue una sorpresa muy grata para todos. La asistencia definitivamente fue más baja que en otros años – incluso la participación latinoamericana fue menor que en el pasado.

No obstante la baja en participación, la realidad es que se esperaban muchos menos participantes, debido a la situación económica en el mundo actualmente. Por eso los expositores y los participantes estuvieron muy satisfechos con la cantidad de personas que llegaron, y que llegaron para hacer negocios.

Como ha sido la tendencia por muchos años en Atlanta, los avicultores latinoamericanos llegaron en grandes números y su presencia fue notoria. No llegaron tantos como en otros años, y se escuchaban quejas que no llegaron muchos mexicanos o brasileños, etc., pero en realidad la participación latinoamericana se sintió, y en forma muy positiva.

Advertisement

Aunque la avicultura latinoamericana está sufriendo, como en el resto del mundo, se siguen haciendo negocios y haciendo inversiones en la región.