Casi dos terceras partes (60 por ciento) de la gente en un nuevo sondeo de 26 países comisionado por BBC World Service dice que está ya sintiendo la carga de los recientes aumentos en el costo de los alimentos y energéticos. Dicen que el costo en aumento de los alimentos, así como de los combustibles y electricidad, los ha afectado a ellos y a sus familias “mucho”.

El sondeo indica que el aumento en los precios de los alimentos está llevando a cambios en el comportamiento de la gente, en particular en los países más pobres. Muchos en el mundo en desarrollo dicen que están reduciendo lo que comen debido al costo más alto de los alimentos.

Advertisement

Junto con esto, casi la mitad (43 por ciento) de las 27,319 personas encuestadas dice que los costos más altos de los alimentos han hecho que cambien lo que comen, y una vez más, esto fue más aparente en el mundo en desarrollo. 

El sondeo también muestra que 70 por ciento de la gente en el mundo no está contenta con lo que su gobierno del país está haciendo para mantener accesibles los precios de los alimentos. A aquellos que respondieron se les preguntó cuánto les ha afectado negativamente a ellos y a sus familias los aumentos en el costo de los energéticos, incluyendo la gasolina. En general, 60 por ciento dijo que los mayores costos de los energéticos los afecta mucho a ellos y a sus familias, y una vez más, es en las economías en desarrollo quienes parecen estar sientiendo más los efectos.