Aunque la mayoría de los países han estado haciendo planes para una posible pandemia de influenza aviar, no se han probado adecuadamente muchas de las estrategias de respuesta y podrían resultar sin validez una vez que inicie la siguiente pandemia, dijo a los corresponsales en una reciente conferencia de prensa el Dr. David Nabarro, coordinador de influenza del sistema de las Naciones Unidas.

Al presentar el “Cuarto Informe de Avance Mundial de las Respuestas a la Influenza Aviar y Estado de Preparación de la Pandemia”, Nabarro dijo que la continua falta de preparación sigue siendo una causa de preocupación, especialmente porque el informe llegó inmediatamente después de un estudio del Banco Mundial dado a conocer a principios de este mes que indicaba que el costo económico de una pandemia mundial de influenza podría llegar a los $3 billones de dólares. Eso equivaldría a una pérdida mundial en el producto interno bruto de casi 5%.

Advertisement

De los 148 países que proporcionaron datos para el informe, que se produjo conjuntamente por las Naciones Unidas y el Banco Mundial, el 53% dijo que ha probado sus planes en los últimos 12 meses, pero solo una cuarta parte lo ha hecho a todos los niveles de gobierno. Además, sólo el 38% ha incorporado las lecciones aprendidas de las pruebas de los planes en las revisiones, dijo Nabarro.

Añadió que la amenaza de una pandemia de influenza era aún la misma que hace tres o cuatro años.