Brasil Foods informó que los beneficios netos de la compañía ascendieron a R$1.6 billones ó US$877.9 millones, equivalente a un aumento de 97 por ciento en comparación con el año pasado, de acuerdo al último informe financiero de esta compañía.

Los ingresos netos totalizaron US$14.19 billones, 13 por ciento mayor en comparación con 2010, apoyado principalmente por el buen desempeño del segmento de la carne en el mercado interno, el área de servicios de comida rápida y el mercado externo. Los beneficios netos ascendieron a US$877.9 millones, equivalente a un aumento de 97 por ciento  en comparación con el año anterior.

El EBITDA -  flujo de caja - aumentó 23 por ciento al registrar resultado de US$1.8 billones, con un margen de 12.6 por ciento. Y la utilidad operacional antes de gastos financieros (EBIT) alcanzó US$1.1 billones, obteniendo un incremento de 34.8 por ciento.

En Brasil, los costos de producción sufrieron una fuerte presión durante el año debido al aumento de los precios de las principales materias primas, el maíz subió 37.5 por ciento, y soja aumentó 14.7 por ciento, mientras que en mercado internacional los aumentos fueron de 59 por ciento para maíz y 25.9 por ciento para la soja. En contrapartida, de acuerdo a la empresa las estrategias adoptadas se focalizaron en aumentar la productividad, la eficiencia, de ventas, la política de gestión de precios y costos, además de inversiones en innovación, reducir al mínimo el impacto de esta presión.

Mercado interno  

En el mercado nacional, los ingresos crecieron 14 por ciento, totalizando US$6.4 billones, a pesar de una evolución de consumo más tímida en comparación con el año 2010 y el aumento de los precios de los commodities.

Las ventas en el segmento de la carne crecieron 18 por ciento, proporcionando ingresos de US$4.97 billones. En el período fueron comercializadas 1.8 millones de toneladas en este segmento.

Las líneas de congelados, que se centraron en gran parte en proyectos de innovación llevadas a cabo por la empresa durante el año, totalizaron ingresos de US$1.1 billones. Entre los lanzamientos, se destaca el desempeño de productos nuevos de Sadia y Perdigão.

Mercado externo  

Las exportaciones ascendieron a US$5.5 billones, 12.3 por ciento respecto al año pasado. La adversidad que marcó el período en el mercado internacional, como la fluctuación de tipo de cambio, la crisis europea, los problemas árabes, la suspensión de las importaciones de carne brasileña y los elevados costos de los commodities no inhibió el desempeño de la empresa. El rendimiento fue muy bueno, especialmente cuando se considera una mejora de 1.9 puntos porcentuales en el margen de operación en este mercado.

Inversiones  

Brasil Foods invirtió el año pasado US$1.05 billones, 84.1 por ciento más que en 2010, en proyectos de modernización y ampliación de unidades de producción, reformulación de la cartera, actualización de sistemas de tecnología e innovación.

El monto incluye fondos para la adquisición de activos en el exterior, adquisición de la participación accionaria en Avex y control del Grupo Dánica en Argentina. Según la empresa  un avance significativo en el proyecto de internacionalización de la empresa.

Cuarto trimestre 2011: Disminución de utilidades  

Los ingresos netos ajustados del cuarto trimestre de Brasil Foods 2011 fueron de US$185.6 millones, con una disminución de 6.7 por ciento debido la presión experimentada en las exportaciones en este último trimestre. Los márgenes en el período fueron prsionados debido a la reducción de los precios y la demanda en los mercados de Japón y Medio Oriente, en que generalmente los inventarios son más altos. Además, una huelga al inicio del trimestre en el puerto de Itajaí obligó a la empresa a redireccionar los envíos.