Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Empresas líderes
pollos-de-engorde-1204IANoticias
4 de abril de 2012

Claves para obtener una mejor calidad de la canal en pollos de engorde

El manejo correcto de los pollos de engorde desde el inicio del ayuno hasta llegar a la planta de faenamiento es esencial para el bienestar de las aves y la calidad de la canal.

Realizar un manejo adecuado previo al sacrificio es fundamental, tratando de evitar lesiones durante este período, ya que éstas deprecian la carne del pollo provocando pérdidas por decomisos y descartes de canales. Esto representa grandes pérdidas para los productores avícolas.

Para obtener un mejor manejo previo al sacrificio en la producción de pollos de engorde, el Dr. Paulo Sergio Rosa de la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria de Brasil, Embrapa, realizó este estudio con el fin de obtener un mejor bienestar animal y mejores resultados para el productor.

Las fallas cometidas en los períodos de pre-carga y carga en pollos de engorde se encuentran entre las principales causas decomisos en las plantas de faenamiento. Las lesiones observadas en los pollos de engorde después de una carga inapropiada pueden evolucionar desde un simple rasguño en la piel a problemas más grandes, tales como contusiones, fracturas, y edemas, principalmente depreciando sus canales y respectivos cortes.

Las lesiones desprecian la carne del pollo, y por lo tanto el grado de lesión, produciendo una pérdida mayor por decomisos y descartes de canales. Esto representa pérdidas para los productores y la agroindustria. Dado que la contaminación en la línea de sacrificio por evacuación del contenido del tracto digestivo, es un problema enfrentado principalmente por la agroindustria. Cuando se produce contaminación, es necesario detener y limpiar el sistema, y además de descartar las canales afectadas.

El manejo correcto de los pollos de engorde desde el comienzo del ayuno previo al sacrificio es esencial para el bienestar de las aves y, en consecuencia, la calidad de la canal. Por lo tanto, esta actividad debe ser realizada por personal capacitado. La carga se debe hacer de una manera profesional y responsable.

El productor también debe tener en cuenta ciertos puntos clave como: el alimento y el agua al momento del ayuno, la aireación, la iluminación y el horario de la carga. Junto con el equipo de carga, también hay preocupación, principalmente con la restricción de las aves, cómo coger y el número de aves por jaula.

Lo recomendado en la medida de lo posible, es que exista una programación definida para la retirada de los lotes, evitando que las aves sean perjudicadas por el ayuno, especialmente alimentar, demasiado a corto o largo plazo. El tiempo de ayuno sugerido es de 8 a 12 horas, comprende las esperas de las aves en el galpón avícola, la recogida y la carga, el transporte, el descanso de las aves en la planta de faenación, aturdimiento, sacrificio, y sangrado. El ayuno por menos de 8 horas puede no ser eficaz para el vaciado del tracto digestivo de los pollos. En relación al ayuno largo por sobre las 12 horas puede causar problemas de contaminación de la canal mediante la ruptura de los intestinos, vesícula biliar, así como un mayor riesgo de deshidratación de los pollos. Lo recomendado es retirar la ración cerca de 4 a 6 horas antes del inicio previsto para la carga. El agua debe permanecer a disposición de las aves hasta la fecha del comienzo del pillaje, cuando los bebederos deben ser elevados para dinamizar esta práctica.

Si es posible, el camión debe estar estacionado cerca de la sombra del galpón para mejorar el ambiente de las aves durante la carga. Lo ideal es que la captura o pillaje se realice en las horas más frías del día, pero esto no siempre es posible. Algunos productores están cargando las aves en noche con lámparas que proporcionan iluminación azul. El objetivo es facilitar la captura de las aves, ya que reducen el movimiento.

Durante la carga, una forma de minimizar el estrés de la captura es la formación de pequeñas "islas de contención" de los pollos, con las propias cajas de transporte. El método de la captura o pillaje en Brasil está predominado por métodos manuales, y entre éstos la recomendación es coger a las aves por el dorso. Este método, además evita lesiones musculares y óseas en los pollos, también beneficia en la contención de las alas, lo que evita lesiones debido a movimientos bruscos.

La carga se debe hacer con calma, evitando la agitación de las aves. También es importante que los productores estén conscientes que el número de aves por caja (área aproximada de la caja es de 0.50 m2). Una recomendación es trabajar en el rango de 21 a 23 kg de peso vivo por caja, pero observando el turno de carga y la necesidad de disminuir esta densidad en función de las altas temperaturas, especialmente en verano. De acuerdo, a esta investigación se sugiere que la carga de las cajas de transporte sea en relación al peso promedio de las aves, estimado para diferentes edades de sacrificio y en función al sexo. 

Comments powered by Disqus