La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, CICCRA, ha indicado que el comportamiento de los consumidores ha presentado una mayor demanda tanto de la carne de pollo, la cual ha tenido un sostenido crecimiento triplicando sus ventas, lo que podría llegar este año a 45 kilogramos, como la de porcinos que ha duplicado su comercio.

Publicidad

Los productores de la industria cárnica atribuyen el cambio de hábito de los consumidores al aumento del precio de la carne de vacuno, en más de 130 por ciento, lo cual ha generado una disminución en la demanda de este tipo de carne, alcanzando una baja de 40 por ciento, de 140 mil kilogramos que se vendían actualmente sólo llega a 100 mil kilogramos. Según los empresarios, es producido por las restricciones de las exportaciones y el control de las cotizaciones de la carne.