Continúa propagándose la enfermedad de Newcastle virulenta en Belice, por lo que los residentes en las zonas recientemente afectadas están preocupados por los efectos de la enfermedad en aves y humanos, según informes de ProMED-mail.

El Dr. Víctor Góngora, director de Sanidad Animal de la Autoridad de Salud Agropecuaria de Belice, explicó que están investigando llamadas de productores con respecto a pollos enfermos y que han identificado casos en los distritos de Belice, Cayo y Stann Creek.

Dijo que el Ministerio de Agricultura va a poner a disposición vacunas y que van a capacitar a representantes del mismo Ministerio para vacunar aves no infectadas.  Una vez infectada el ave no hay tratamientos para prevenir la muerte.

Advertisement

El Dr. Góngora dijo también que la enfermedad no afecta al ser humano que maneja las aves o se come la carne o pollo de aves infectadas.