Las operaciones de Sanderson Farms localizadas en los estados de Luisiana y Misisipi, en EUA, no fueron dañadas por el huracán Gustav que azotó la costa de Luisiana el lunes, primero de septiembre. Lo único que les ha afectado es la falta de electricidad. Esto a diferencia del Huracán Katrina, hace tres años, que le hizo mucho daño a las operaciones de la empresa. 

La empresa reportó que sus avicultores integrados en la zona tampoco fueron dañados, aunque el 60% de estos en McComb, Misisipi se quedaron sin electricidad. Sin embargo, las granjas tienen generadores para seguir trabajando hasta que les llegue luz de nuevo.

Su planta de procesamiento en Hammond, Luisiana está cerrada por falta de electricidad y se abrirá de nuevo cuando se restaura la electricidad y cuando regresan los trabajadores, quienes habían evacuado la zona.

Advertisement

Mientras tanto, Sanderson Farms le ayudará a las personas afectadas por la tormenta en el sur de Luisiana, dándoles hielo y comida.   

Sanderson Farms tiene aproximadamente $7 millones de dólares en productos procesados congelados en almacenes refrigerados en el Puerto de Nueva Orleans. Mientras que la planta de congelación se quedó sin electricidad, generadores portátiles mantendrán los niveles de frío adecuados hasta que regrese la luz. El huracán Katrina hace tres años destruyó los almacenes refrigerados en Nueva Orleans, lo que resultó en grandes pérdidas para la industria avícola estadounidense.