Las cuotas de importación de carne de cerdo y de pollo de Rusia se van a reducir en "centenas de millares de toneladas", afirmó el ministro de Agricultura, Alexey Gordeyev.

Según él, se tomó la decisión porque la industria nacional de carne de cerdo y de pollo se está desarrollando rápidamente y aún así las importaciones seguían creciendo mucho.

El gobierno está preparando un programa de más de $800 millones de dólares extras al año para financiar a la agricultura en el período de 2009 a 2012. Cerca del 20% de ese monto será destinado a la industria de la carne de cerdo y de pollo.

Advertisement

La decisión del gobierno ruso de reducir las importaciones de carne de cerdo y de aves deberá tener poco efecto en Brasil. Brasil ha reducido su dependencia del mercado ruso en los últimos años y ha diversificado más el número de destinos de la carne de cerdo.

La Asociación Brasileña de Exportadores de Pollo (ABEF), evaluó la reducción de las importaciones como "preocupante". "Siempre es muy preocupante oír la noticia de que Rusia va a reducir su participación en las importaciones de carne de pollo", afirmó Francisco Turra, presidente de la ABEF.

A pesar del temor de una reducción de las exportaciones a Rusia, Turra recuerda que el aumento de la producción interna rusa no se encuentra en un proceso tan adelantado, ni es tan rápido como se puede imaginar. "Con esto, tenemos tiempo para programarnos y migrar parte de lo que vendemos hoy a los rusos a otros mercados", dijo Turra.