En un encuentro con Francisco Turra, presidente ejecutivo de la Unión Brasileña de Avicultura, el director general de la Organización Mundial de Sanidad Animal, Bernard Vallat, destacó que el Programa de Compartimentalización de la avicultura brasileña es considerado como "prioridad cero" para la entidad internacional.

"Brasil no es sólo el mayor exportador mundial de carne de pollo, sino que también es líder mundial en la conservación del estatus sanitario. Este programa será un paso más en los avances internacionales con relación a la sanidad de la avicultura. Por eso, asumimos este programa como una acción de la propia OIE", dijo Vallat.

Publicidad

El Programa de Compartimentalización es una iniciativa pionera de Brasil, que divide los polos de producción en compartimentos totalmente rastreados y controlados que garantizan una mayor agilidad en las emergencias sanitarias. Se prevé que el programa se concluya todavía en este año.

"La imagen del elevado estatus sanitario de la avicultura brasileña la comparten diversos líderes y referencias internacionales en salud animal. En la última reunión del International Poultry Council, un representante alemán cuestionó a técnicos de Japón y México cuál sería la posibilidad de que Brasil registrara influenza aviar. Los técnicos inmediatamente respondieron que las probabilidades son de menos del 1 por ciento", resaltó Turra.