En el pasado Foro de Análisis de la Industria Alimenticia Animal del Conafab en México, resaltó el impulso que ha tenido la industria de alimentos para mascotas, o de pet food, en México, no sólo por sus grandes utilidades, sino por su nivel de sofisticación.

Ni la ubicación geográfica, ni el nivel socioeconómico determinan ya en este país el consumo de productos para mascotas. Es la parte afectiva lo que le ha dado impulso y dinamismo al mercado de los alimentos para mascotas. Se ha especializado tanto, que los factores tales como la edad o tamaño del perro no son suficientes: la segmentación del mercado puede ir hasta a alimentos para perros diabéticos o para razas pequeñas.

En México hay unos 26 millones de hogares, y se calcula que hay 19 millones de perros y 8 millones de gatos, es decir, que hay al menos una mascota por hogar en promedio. Del total de hogares, 38 por ciento de ellos tiene más de un animal de compañía.

Publicidad

El nivel de conciencia del consumidor ha aumentado, ya que hay un 33 por ciento que le da sus animales un alimento especial. El 84 por ciento proporciona alimento seco, mientras que el 16 por ciento da alimento húmedo. De esto último, un 33 por ciento administra este tipo de alimento directamente, pero un 67 por ciento lo añade para mejorar el sabor y combinarlo con alimentos secos, lo cual indica que hay un alto grado de humanización en la alimentación. La humanización, junto con el uso de alimentos premium, la influecia de la salud y bienestar, y el uso de premios y del consentimiento del animal, son factores que hay que tomar en cuenta en la comercialización.

Latinoamérica es el segundo mercado más importante en valor en productos para mascotas. Brasil, Rusia y México son los países que presentan los índices de crecimiento más importantes. En 2011 se consumieron en este último país 770,000, mientras que en 2012 esta cantidad llegó a 840,000 toneladas, es decir un 9 por ciento de aumento. Aunque en 2013 se espera un crecimiento menor, sigue siendo un sector muy interesante.