Arranca la edición 2013 de AveSui en Florianópolis, SC, Brasil. En las charlas se analizó la problemática del gigante latinoamericano, que a pesar de su enorme producción agropecuaria, no es fácil.

De acuerdo con los conferencistas de las sesiones iniciales, las expectativas macroeconómicas mundiales son de poco crecimiento en 2013. China se desacelera, pero viene empujando con un 8 por ciento de crecimiento, y aunque 2014 se presenta un poco más optimista, todo va a depender de lo que pase en EUA.

Producción de granos

En la producción de granos, 2012 fue un año difícil para todos, además del deterioro de los niveles mundiales de inventarios. Y es que el problema es que la tasa de consumo crece más rápido que la de producción, entre otros factores. Hay una gran necesidad de crecimiento en este rubro. Si bien el promedio de inventarios de maíz ha sido de 81 días en el mundo, en esos momentos solo es de 53 días.

En EUA empieza mal la campaña agrícola y la situación parece complicada. Hasta ahora se ha sembrado solamente el 28 por ciento, contra el 85 por ciento del año pasado, debido a problemas climáticos como las fuertes lluvias en el sur y las nevadas tardías en el norte.

En general, a pesar de la volatilidad del mercado de Chicago, la expectativa es de una caída en los precios mundiales, ya que el mercado espera una oferta mejor en el futuro.

Productividad brasileña

La producción de maíz en Brasil es buena, particularmente la segunda cosecha, conocida como “safrinha”, que está superando la del verano. Entre ambas cosechas se espera un estimado de 74 millones de toneladas en 2013.

La gran revolución agrícola brasileña se dio entre las campañas agrícolas de 1991/92 a 2012/13, que con un aumento de la superficie plantada del 40 por ciento, la producción de granos creció un 218 por ciento, es decir, el crecimiento en los últimos años ha sido en productividad.

Publicidad

En soya la productividad por hectárea es casi igual a la de EUA (2.941 kg/ha vs. 2.993 kg/ha), pero en maíz el panorama es diferente, porque en EUA es de 10.269 kg/ha y en Brasil es de 4.972 kg/ha. Es en esta área donde se requiere de la aplicación de biotecnología.

Brasil es el tercer productor mundial de granos, con 184 millones de toneladas, precedido por China y EUA, que cada uno produce 550 millones de toneladas. De continuar con este ritmo de crecimiento, con un promedio del 5 por ciento al año, para 2020 estará produciendo 260 millones de toneladas.

En la producción de granos, los exportadores brasileños dependen fuertemente de China, ya que 70 por ciento va a ese mercado, aunque al parecer no hay otro mercado con ese potencial.

Problemática de Brasil

Brasil parece no tener políticas para incentivar el crecimiento económico. Mientras China invierte en infraestructura, en Brasil es de suma urgencia la inversión en carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos.

El cuello de botella es el de los fletes. Las pocas carreteras que se construyen, al poco tiempo se encuentran en pésimo estado, como se apreció en las fotos mostradas: enormes baches, deslaves y grandes filas de camiones cargados que hacen del transporte una pesadilla. El sistema de ferrocarriles es otro de los problemas, ya que la red es muy pequeña.

Brasil dedica solamente el 1.7 por ciento de su PIB a infraestructura. En contraposición, México dedica el 3.6 por ciento, la India el 7.6 por ciento y China el 8.3 por ciento. Clasifica muy bajo en el ranking mundial.

El almacenamiento es otro de los problemas. Comparado con otros países, como EUA o incluso Argentina, casi no hay almacenamiento en granjas.