Como sucedió en muchas partes del mundo, en 2012 la industria de alimentos balanceados de México observó una caída marginal de dos décimas porcentuales respecto al año anterior. La línea de alimento balanceado para la producción de huevo fue la que se vio más afectada debido al brote de influenza aviar en el estado de Jalisco. No obstante, se espera un incremento del 2.4 por ciento para 2013. Pero además, hay otros factores que afectan la producción de estos alimentos: la eficiencia, las conversiones alimenticias y la genética, que marcan una diferencia y explica por qué la producción de alimentos no sigue exactamente el patrón de la producción pecuaria.

Actualmente, en México  hay 435 plantas de alimentos balanceados que cuentan con una capacidad de producción de 35.7 millones de toneladas, aunque la capacidad utilizada es del 82 por ciento. La industria nacional consumirá 29.12 millones de toneladas de materias primas, de las cuales 18.2 millones serán granos, 6.5 millones serán harinas proteínicas y el resto es de otros insumos. De esta manera, México está en la cuarta posición de la clasificación de los mayores productores del mundo, después de China, EUA y Brasil.

Publicidad

De las 29.12 millones de toneladas de alimentos balanceados que se producirán en 2013, el 50 por ciento corresponderá a avicultura, seguido de un 16 por ciento de alimento para cerdos, otro 16 por ciento de alimento para ganado lechero, 11 por ciento ganado de engorda y el resto es acuicultura, mascotas y otras especies.

Estas y otras informaciones se pueden encontrar con gran detalle en la publicación "La Industria Alimentaria Animal de México 2013" del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal.