Los futuros de maíz cayeron por octava sesión, para llegar al precio más bajo desde octubre de 2010, ya que el clima leve mejoró el panorama de una cosecha récord en EUA, según algunos informes.

Los agricultores habían ya sembrado 39.4 millones de hectáreas (97.4 millones de acres) al 28 de junio, según el USDA, la mayor cantidad desde 1936, lo que además sobrepasó los 38.6 millones de hectáreas (95.431 millones de acres) que los analistas esperaban en una encuesta de Bloomberg. Las temperaturas en el Medio Oeste de EUA, la zona productora más grande del país, serán más bajas durante la primera semana de julio, lo que minimiza el riesgo de pérdidas de rendimiento por calor excesivo según DTN.

"En el pronóstico a largo plazo no hay calor, por lo que el clima no representa un amenaza para nadie", dijo Mark Schultz, analista en jefe de Northstar Commodity Investment Co. "El hecho de que tengamos 97 millones de acres de maíz ha sido un shock para todos".

Publicidad

Los futuros de maíz para entrega en diciembre cayeron 0.7 por ciento a $5.0725 por bushel el 1 de julio en la Chicago Board of Trade, después de haber llegado a $5.0375, el precio más bajo de contrato desde el 8 octubre de 2010. Los precios se han desplomado un 11 por ciento en ocho sesiones, la racha de pérdida más larga desde febrero.

El 12 de junio el USDA pronosticó una cosecha récord este año de 14,005 millones de bushels, un 30 por ciento por arriba de la cosecha dañada por la sequía de 2012.