Con una media per cápita de 180 huevos al año, los venezolanos son los latinoamericanos que menos se nutren con esta proteína animal, considerada la más nutritiva y barata en el mundo. La cifra fue dada a conocer por el Instituto para la Investigación y Promoción del Consumo de Huevos, Inprohuevos, durante la reciente celebración del Día Nacional del Huevo en Venezuela, el pasado 1 de agosto.

Andrés G. Layrise R., presidente de Inprohuevos Venezuela, señaló que este bajo consumo comparativo se presenta a pesar de que el sector avícola nacional "ha logrado fomentar el consumo 10 por ciento anual desde el 2000, cuando registrábamos 95 unidades anuales por persona". El directivo agregó que se espera mantener este crecimiento en la ingesta de huevos "hasta alcanzar en 2015 un nivel adecuado de 234 unidades per cápita".

Advertisement

Como el resto de la avicultura andina, la venezolana está sujeta a la importación de maíz y soya para la alimentación de las aves; insumos en constante alza, una situación agravada por el fuerte control cambiario gubernamental. En el país existen 20 millones de ponedoras que producen 1,3 millones de cajas mensuales y cada caja contiene 360 huevos, volumen alcanzado luego de varios años de incrementos interanuales en la producción cercanos al 8 por ciento.

Los 180 huevos que consume cada venezolano en un año contrastan con las 450 unidades de los mexicanos, las 439 de sus vecinos colombianos y las 240 de los paraguayos, según el informe entregado por Inprohuevos, entidad que trabaja desde el año 2002 como asociación no gremial y sin ánimo de lucro, financiada por más de 35 productoras avícolas con el fin de fomentar el consumo del huevo en el país bolivariano. De acuerdo con su página web, el instituto "se une a la lucha contra la desnutrición infantil en Venezuela difundiendo el mensaje 'El huevo es uno de los alimentos más nutritivos y económicos que existen' a través de los diferentes medios de comunicación".