En mayo pasado se oficializó la alianza con aporte de capital entre dos importantes actores del sector avícola colombiano: el Grupo Solla (fabricante de concentrados para animales, desde 1950) y Distraves (productora de pollo y preparados de pollo para consumo humano, con 46 años en el mercado).

El 10 de septiembre -cuatro meses después- esta jugada empresarial de integración productiva empezó a generar sus primeros frutos directos con el inicio de operaciones de la nueva planta de producción de digeridos para mascotas, ubicada dentro las instalaciones para procesamiento de pollo con que Distraves cuenta -desde antes de la fusión- en el municipio de Candelaria, departamento del Valle del Cauca (occidente).

Publicidad

Este digerido elaborado por Distraves con subproductos del pollo (principalmente vísceras) sirve de insumo para la producción de los alimentos para perros y gatos que fabrica Solla en su planta de la vecina población de Buga (a 90 kilómetros), bajo sus marcas comerciales Nutrecan y Nutrecat.

Previo a esta alianza, Solla invirtió en su planta de Buga más de 25 mil millones de pesos (13 millones de dólares) en los últimos tres años. "Este desarrollo es un logro muy importante para nuestra organización, ya que nos da autonomía en la elaboración de esta materia prima estratégica para la producción de alimentos para mascotas y así continuar aportando al mejoramiento de la calidad de nuestros productos", informó a Industria Avícola el presidente de Solla, Mauricio Campillo.