El aumento significativo de la producción maicera ecuatoriana en 2013, señalada por la Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su más reciente informe, "se debe al aumento de las siembras, a una demanda estable de la industria de alimentos balanceados, al uso de variedades de semillas mejoradas, y al establecimiento de un precio de apoyo mínimo para los pequeños agricultores por parte del Gobierno".

La cosecha del segundo semestre -que históricamente aporta un tercio de la producción anual de maíz amarillo en Ecuador- es superior a la registrada el año pasado; siguiendo el comportamiento obtenido en la llamada "campaña principal" o cosecha de invierno, que contabiliza alrededor de dos tercios de la producción nacional y se registra en el primer trimestre.

Publicidad

En 2013, las importaciones de maíz amarillo a Ecuador cayeron 16 por ciento, debido a decisiones arancelarias oficiales y al incremento de la producción interna, y se situaron en 420 mil toneladas. Como reflejo de los suministros abundantes del mercado, la cotización del grano permaneció relativamente sin cambios en octubre pasado y tampoco bajaron o cambiaron en comparación con octubre de 2012.