Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios / Nutrición y fabricación de alimentos balanceados
4 de marzo de 2014

Optimización de la digestibilidad de energía y aminoácidos de la harina de soya

Rovabio, de Adisseo, es un paquete enzimático versátil para degradar polisacáridos no almidonosos

Rovabio contiene 19 diferentes enzimas que degradan una gran variedad de polisacáridos no almidonosos (PNA). Mediante un amplio programa de investigación y desarrollo, Adisseo ha demostrado que la adición de Rovabio aumenta la energía metabolizable aparente de la harina de soya (HS) en 4.5 por ciento (es decir, 105 kcal ME/kg; 47.6 kcal/lb) y la digestibilidad de los aminoácidos en 1.5 por ciento.

En la nutrición avícola, la harina de soya es una fuente muy importante de proteína, aminoácidos digestibles y energía (EMA). En las dietas típicas de pollo de engorde, aproximadamente el 70 por ciento de la lisina digestible y el 25 por ciento de la energía metabolizable pueden provenir de la harina de soya. Rovabio, con sus múltiples actividades enzimáticas, aumenta la energía metabolizable y la contribución de aminoácidos digestibles de la harina de soya en estas dietas.

Los importantes aumentos que se acaban de mencionar están directamente relacionados al alto contenido de PNA en la harina de soya: pectina, celulosa y hemicelulosa. Los polisacáridos no almidonosos, pectina, celulosa y hemicelulosa son polímeros y oligómeros complejos que representan el 22 por ciento del contenido de PNA de la harina de soya. Las múltiples actividades enzimáticas de Rovabio descomponen las paredes celulares vegetales, los complejos de proteína-PNA y los de almidón-PNA de la harina de soya, como se demuestra en la figura 1 y en numerosos estudios de crecimiento de pollos.

En un estudio reciente de validación en el CERN, se alimentó a pollos de engorde con dietas de trigo y cebada, con tasas de inclusión de harina de soya de 20 a 40 por ciento, con y sin Rovabio. Al asignar el mejoramiento de energía de cada materia prima, los resultados muestran que la energía metabolizable corregida por nitrógeno de la harina de soya se mejoró en 127 kcal/kg con Rovabio (2,256 vs. 2, 129 kcal/kg de materia seca, respectivamente). Estos datos se confirmaron en un estudio de pollos de engorde de seguimiento en el que se alimentaron con dietas de crecimiento y finalización de maíz reducidas en energía, con 30.4 por ciento y 25.2 por ciento de harina de soya en las respectivas fases. En este estudio, la inclusión de Rovabio mejoró el peso corporal a los 35 días en 3.9 por ciento y redujo la conversión alimenticia en 2.5 por ciento.

Estos datos in vitro sustentan los mejoramientos en la energía metabolizable ileal (EMI) que se determinaron con gallitos cecotomizados. El promedio de dos pruebas de EMI demostró que Rovabio aumentó la EMI de la harina de soya en 4.5 por ciento (2,292 kcal/kg de materia seca con suplementación de Rovabio. 2,397 kcal/kg de materia seca sin Rovabio).

"Estas actividades enzimáticas combinadas le permite a los pollos de engorde extraer y utilizar todo el valor nutritivo de una dieta con harina de soya", concluye Aurélie Preynat, Gerente de investigación en nutrición y enzimas.

Comments powered by Disqus