Voceros de la multinacional estadounidense Monsanto desmintieron rumores que circularon en Colombia sobre el supuesto e inminente cierre de sus operaciones en esta nación suramericana. Así lo aseguraron al diario económico Portafolio representantes de esta compañía desde la sede central de Monsanto en San Luis (Misuri, Estados Unidos), que pidieron no revelar sus nombres.

Los mismos funcionarios aclararon que la multinacional redireccionará su gestión en los campos colombianos, centrándose desde el próximo año en la producción de maíz y retirándose de otros cultivos en los que venía operando como el algodón. "Durante 2014 ofrecerá las semillas necesarias y la asistencia técnica requerida por los algodoneros. Ya para 2015 se marginará de este cultivo totalmente", aseguró el rotativo.

Monsanto invierte cada año cerca de 1.530 millones de dólares en investigación y desarrollo de tecnologías transgénicas que se insertan a las semillas. Recientemente, esta organización fue catalogada como una de las 33 más innovadoras del mundo por la revista MIT Technology Review's. Según ISAAA (International Service for the Acquisition of Agri-biotech Applications), la del maíz fue una de las cuatro semillas transgénicas más sembradas en el mundo en 2013 (junto con soya, algodón y canola).

En el escalafón mundial de aprovechamiento de esta agro-bio-tecnología, Colombia ocupa el puesto 18 con 102,019 hectáreas sembradas con transgénicos, de las cuales fueron 75,094 hectáreas de maíz; el resto correspondió a algodón y flores azules. Este país suramericano pasó de producir 948 mil toneladas de maíz en 2010, a 1.56 millones el año pasado, con un incremento superior a las 600 mil toneladas del grano. Al aumento en la producción se suma el crecimiento en el área sembrada, que en el periodo 2010/2013 pasó de 198 mil a 300 mil hectáreas, en tanto que el rendimiento tonelada-hectárea aumentó de 4.8 a 5.2.