Durante el III Seminario de Nuevos Horizontes del Reciclaje Animal, patrocinado por la Asociación Brasileña de Reciclaje Animal (ABRA) en la feria AveSui 2014 de Florianópolis, Brasil, Bill Spooncer, representante de la Australian Renderers Association mencionó que hay un alto riesgo de que las materias primas para el procesamiento de subproductos de origen animal contengan microorganismos que sean de riesgo para los animales y los seres humanos. 

“Quizás, algunas de las materias primas no sean aceptables para el consumo humano y algunas se manejen de forma no higiénica. Pero, se puede confiar en el proceso de rendering para reducir los riesgos microbianos a niveles inocuos” dijo el Sr. Spooncer.

Los subproductos de origen animal tienen un buen historial de inocuidad como ingredientes de alimentos para animales, aunque hay excepciones notables a esta observación general. Uno de ellos es que, aunque el proceso de rendering produce subproductos inocuos, la recontaminación, en particular por salmonela, después del tratamiento térmico, si hay suficiente humedad a disposición, podría hacer que los alimentos balanceados se conviertan en una fuente de infección de los animales y, posteriormente, de la gente. La ventaja es que este microorganismo no es resistente al proceso térmico.

Publicidad

El Sr. Spooncer dijo que en cuestión de 8 horas, un solo microorganismo de salmonela se convierte en 16 millones de salmonelas. Los serovares en las harinas de proteína son en su mayoría diferentes de las de los animales y humanos, aunque no debe descartarse que haya transferencia de una harina de proteínas de origen animal al alimento balanceado y luego al ser humano.

Pero además, los posibles riesgos microbianos en materias primas para el procesamiento de rendering incluyen bacterias formadoras de esporas termorresistentes y bacterias no formadoras de esporas. Los virus se han convertido también en amenazas importantes con los brotes de influenza aviar en todo el mundo o el virus de la enfermedad de Newcastle. Las bacterias productoras de toxinas son posibles riesgos en circunstancias inusuales, además de que los mohos pueden ser otro riesgo durante el almacenamiento de los subproductos de origen animal. Otros riesgos biológicos pueden ser la EEB y las aminas biógenas.

Es por eso que en su natal Australia, las materias primas para los subproductos de origen animal se deben procesar en el transcurso de 6 horas posteriores a la recolección.