Los brasileños no cejan en promover sus productos agropecuarios en el extranjero. Ya sea Dubái, París, Hannover o México, DF, la APEX (Agencia de Promoción de las Exportaciones del gobierno de Brasil) apoya a la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), resultado de la fusión de los gremios de avicultores y porcicultores, en sus esfuerzos de promoción en el extranjero.

Es la primera vez que la ABPA exhibe en México. Saben que el mercado está ahí esperando. En pollo, huevo y carne de cerdo “México se encuentra dentro de los mercados objetivo de la ABPA” señala Isis Sardella, Coordinadora de Promoción Comercial de la flamante asociación.

Una de las expectativas es “mostrarle al público mexicano que el pollo brasileño es una opción más al estadounidense o mexicano” comenta Tainá Dias, Asistente de Relaciones comerciales de la ABPA.

El mercado mexicano se encuentra bien apalancado con el de EUA, por la cercanía y el compartir una enorme frontera de más de 3,000 km, y por contar en funciones con un Tratado de Libre Comercio de más de 20 años de antigüedad. Uno de los grandes problemas de enviar productos desde Brasil es el alto costo del flete, pero “si Brasil exporta a los Emiratos Árabes Unidos o a China” comenta Isis Sardella, podrán resolver el costo del flete para tener precios competitivos.

Publicidad

Cabe mencionar que los productores brasileños se basan no sólo en que son altamente competitivos y tienen productos de excelente calidad, capaces de satisfacer las estrictas reglamentaciones de países como los de la UE y Japón, sino también en donde se puedan presentar debilidades en otros mercados, como la coyuntura de la problemática de la influenza aviar y el virus de la diarrea epidémica porcina que asuela a México.

Actualmente, solo hay cinco empresas brasileñas autorizadas para exportar a México, pero hay otras 20 de enorme capacidad y con la misma calidad, en espera de recibir las autorizaciones.

Alimentaria 2014, exposición de origen español, contó con expositores de productos alimenticios y servicios de Indonesia, España, China e Italia, entre otros países, además de México, en los rubros que van desde los vinos, aceite de oliva, pastas y dulces, hasta productos lácteos, mariscos y servicios de laboratorio. No obstante, la representación de otras empresas o gremios de proteína animal, ya fueran commodities o productos con valor agregado fue baja, pues únicamente estaba además el Consejo Mexicano de la Carne y menos de una docena de empresas fabricantes de embutidos.