Siete toneladas de pollos vivos que se transportaban sin comprobantes de pago ni documentos que justifiquen su propiedad o comercialización fueron retenidas por funcionarios de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria del Perú (Sunat), en las zonas comerciales avícolas limeñas de Comas, Rímac, San Juan de Lurigancho y San Luis.

El valor comercial de estos bienes, de acuerdo con lo informado por el diario económico Gestión, supera los 40 mil nuevos soles (US$14,432) y su destino iban a ser los mercados informales de la capital, donde son comercializados sin la emisión de los respectivos comprobantes de pago y en condiciones insalubres. El operativo se efectuó con el respaldo de la Policía Nacional y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) y permitió el decomiso de más de 2,300 aves vivas. “Con esto se puso en evidencia una modalidad de evasión mediante la cual los comerciantes avícolas no informan a la Sunat sobre el destino y comercialización de sus productos”, reseño el rotativo.

Advertisement

Las aves, por su carácter perecedero, fueron donadas inmediatamente a la organización Caritas del Perú, que brinda ayuda y apoyo humanitario a distintas zonas del país, dando prioridad a los sectores más necesitados y en extrema pobreza. Estos operativos hacen parte del Plan Anual de Fiscalización 2014 y constituyen una de las principales acciones adoptadas para combatir la evasión tributaria y el contrabando, basándose en la identificación de aquellos contribuyentes que no cumplen con sus obligaciones, con el fin de promover la formalización de sus actividades comerciales.