Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios
28 de enero de 2015

Proyectan mejores rendimientos en cosechas argentinas de soya y maíz

La cosecha por hectárea este año para el cereal sería de 7,350 kilogramos, como nuevo promedio nacional

La Bolsa de Comercio de Rosario difundió una nueva estimación para la campaña 2014-2015 para el maíz, con una producción de 22.4 millones de toneladas, y de soya con 54.5 millones, de acuerdo con información publicada por Noticias Terra de Argentina. Respecto al maíz, que todavía no se ha cosechado, se calculó un rendimiento promedio nacional de 7,350 kilogramos por hectárea, lo que supera el promedio de 6,800 kilogramos por hectárea de las últimas cinco campañas. En algunas provincias como Santa Fe se proyecta un rendimiento cercano a los 9,700 kilogramos.

No obstante este buen augurio, el informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la misma bolsa advirtió que “enero es un mes clave para el desarrollo del cultivo (maíz) y las condiciones medioambientales imperantes pueden determinar ajustes sobre las cifras de rinde y, consecuentemente, de producción”. Para la soya, la bolsa rosarina señaló que la evolución de labores de siembra permitió ajustar el nivel de superficie sembrada algo por encima de los 20.6 millones de hectáreas. “Trabajando con rendimientos promedios históricos, esta superficie de intención permite proyectar una campaña de 54.5 millones de toneladas”, destacó el mencionado informe.

Si bien las condiciones de los lotes de soja “son buenas a muy buenas” y las lluvias se mantienen con una frecuencia inusual para enero, desde GEA se indicó también que estas precipitaciones son renuentes a irrigar algunos sectores mediterráneos de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa. Los especialistas destacaron el paso de las lluvias que en la penúltima semana de enero cayeron sobre el corredor oeste de la provincia de Córdoba, las cuales dejaron importantes milímetros y que resultarían fundamentales para no perder potencial en el rendimiento.

Comments powered by Disqus