Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios
Carlos-Aranguren-1503IANoticias
El Dr. Carlos Aranguren, gerente de servicio técnico para Latinoamérica de Lohmann Tierzucht habló de varios aspectos muy prácticos en la producción y nutrición en la crianza o levante.
12 de marzo de 2015

Recomendaciones de nutrición y manejo en el levante

Hay que diseñar el tipo de gallina que el mercado exige de acuerdo con el tamaño de huevo

Cada mercado exige un tamaño de huevo determinado, por lo que debemos diseñar el ave que éste exija: para huevo pequeño, es una gallina pequeña, y para huevo grande, una gallina grande. Para ello, el Dr. Carlos Aranguren, gerente de servicio técnico para Latinoamérica de Lohmann Tierzucht habló en el 4º Simposio Nacional de Postura AVEM 2015, de varios aspectos en la producción y nutrición en la crianza o levante. Es importante una buena uniformidad desde el principio, para lograr resultados de bajas mortalidades y evitar aves rezagadas. Es difícil decidir la uniformidad, pero debe ser mayor al 90 por ciento.

A continuación resumimos algunas de sus recomendaciones y puntos importantes:

  • Manejo del agua: hay que verificar bebederos a la llegada de las aves, sobretodo que se forme una gota en el niple para que la pollita se sienta atraída. Además, se debe climatizar el agua a 20-25C y mantener esa temperatura, ya que a veces se calienta por estar cerca de fuentes de calor, cosa que no les gusta a las pollonas. También, se debe verificar la altura y limpieza de los bebederos.
  • Luz: realizar un programa de luz intermitente si se tienen galpones cerrados, para así estimular a las aves más rezagadas.
  • Temperatura: tómese en cuenta que hasta el 4º o 5º día, las aves no tienen mecanismos de regulación de la temperatura corporal, la cual debe estar entre los 40 y 41C. Si no es así, las aves se aglomeran, por lo que no beberán ni comerán. Hay que usar termómetros infrarrojos en la cloaca para darle seguimiento. Con la temperatura adecuada, hay buen consumo y por lo tanto el peso deseado, además de buena uniformidad, buena absorción de yema y buena sanidad, pero sobre todo una menor mortalidad.
  • Alimentación en las primeras semanas: el alimento debe ser peletizado o en crombo (migajas). Se debe estimular el consumo varias veces al día. Se puede mojar el alimento con electrolitos o vitaminas que estimulan consumo. El Dr. Aranguren recomienda algo que no siempre los nutricionistas están de acuerdo: suplementar lisina de 1 a 1.5 kg/ton durante 10 a 15 días, para mejorar los pesos promedio. Este es un recurso especialmente importante en prácticas de manejo que generan estrés como en despiques, traslados o después de vacunaciones.
  • Peso y consumo: a las 6 semanas se debe determinar la talla corporal deseada. Es por eso que hay que diseñar el tipo de ave que el mercado exige por el tamaño de huevo. Si no se logra el peso a la 6ª semana, en lugar se cambiar el alimento, se puede extender el alimento que se usa hasta las 10-12 semanas. La diferencia va a ser que quizás tenga más grasa aunque tenga el peso correcto. Es por eso que es necesario desarrollar el consumo. Hacer la rutina de control de peso predice problemas futuros.
  • Tamaño de partícula del alimento: hay que controlar el tamaño de partícula del alimento, en especial en cuanto al calcio. El Dr. Aranguren recomienda que de vez en cuanto se verifique a los proveedores de este mineral. Recordemos que las gallinas son graníferas, no les gusta el alimento fino y gustan de las partículas gruesas. La granulometría de la fase 1 debe ser igual a la de desarrollo. La granulometría gruesa debe ser lo más homogénea posible. Es recomendable usar grasas y aceites para mantener unidas a las partículas. Las gallinas dominantes comen primero las partes gruesas, mientras que las menos dominantes comen más finos y por lo tanto más energía y proteína. De esta forma, aparecen entonces problemas por la cantidad de nutrientes que reciben las aves. Como la gallina tiende a comer al final de día, lo recomendable es brindar una tercera parte del alimento en la mañana y dos terceras partes en la tarde.
Comments powered by Disqus