Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios
1 de enero de 2014

Desafíos de la industria avícola brasileña ante la problemática actual

En los últimos años la economía brasileña ha obtenido excelentes resultados, especialmente el año pasado mostró un crecimiento de 7.5% del PIB. Esta coyuntura económica coloca a Brasil en el centro de atención entre las grandes potencias económicas. Bajo este escenario, el desarrollo de la industria avícola de este país ha ido de la mano de su economía.

Es así como el año 2010, las cifras de la avicultura brasileña presentaron un crecimiento productivo de 12.2%, obteniendo una producción para carne de ave de 12,230 millones de toneladas distribuidas en: mercado interno 8,410 millones de toneladas, con un consumo doméstico per cápita de 44.5kg; y mercado externo 3,820 millones de toneladas, con un retorno de US$7,392 billones, posesionándose como el principal exportador a nivel mundial de carne de pollo.

No obstante este año 2011, el sector avícola de Brasil tiene grandes preocupaciones debido al alza del precio de los granos y la apreciación del real frente al dólar.

Con respecto al precio de los granos, estos se han visto alterados por: la creciente demanda China por cereales, ya que dejo de ser un país exportador convirtiéndose en un importador; el aumento del uso de granos en la fabricación de etanol, por el incremento en el precio del petróleo; y factores climáticos, como el fenómeno de La Niña.

De acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA, la producción para la cosecha 2010/2011 está estimada en 813.8 millones de toneladas. El volumen es sólo un millón más bajo que la cosecha del año pasado, sin embargo la demanda prevista para este año es de casi 20 millones de toneladas más. Y las existencias mundiales caerán, pasando de 144.8 millones de toneladas en la cosecha 09/10 a 123.1 millones de toneladas en la cosecha 10/11. Lo cual ha provocado que esto sea beneficioso para el productor de granos en desmedro del productor avícola.

Entre tanto, la valorización de la moneda local trae consigo consecuencias en las exportaciones avícolas, al realizar la conversión de los retornos a un menor valor que los del año pasado. Durante los cuatro primeros meses de 2011, las exportaciones de pollos sumaron 1,258 millones de toneladas con un alza de 8.7% en comparación con 1,157 millones de toneladas registradas en el primer trimestre del año pasado. En los ingresos, el aumento es aún más significativo, con un total de US$2,556 billones con un incremento de 28.2% con respecto al mismo período.

Según el presidente ejecutivo de la Unión Brasileña de Avicultura, Ubabef, Sr. Francisco Turra, a pesar de los buenos resultados de las exportaciones en este período, la exportación avícola continúa siendo muy castigada por una política de tipo cambiaría que favorece sólo a los extranjeros, y que está socavando el crecimiento del comercio internacional de Brasil. Adicionado a esto, está el incremento en el costo del maíz con un alza acumulada de 70% en los últimos 12 meses. El resultado de esta ecuación es una cadena productiva cada vez más competitiva, lo que pone en riesgo años de trabajo y los esfuerzos para que Brasil continúe siendo un líder mundial en exportaciones de carne de pollo.

Ante este panorama, la planificación de la producción avícola es vital para que el negocio continúe siendo rentable y competitivo para los productores brasileños.

En esta línea para el ex - Ministro de Agricultura de Brasil, Sr. Marcus Patrini de Moraes, en los próximos años este país se debe esforzar para consolidar la presencia de la carne de pollo en el plato de los consumidores de mercados emergentes. Debido a que hay una explosión del consumo de proteína animal con el incremento de la renta en la población de estos países.

Con respecto al tema de la tasa de cambio que afecta a las empresas exportadoras, el Sr. Patrini de Moraes opina que es absurdo que un país con un sector industrial diversificado como Brasil y con fuertes inversiones en tecnologías innovadoras obtenga de las exportaciones de commodities sus principales ingresos. Sin duda el gran desafío del país es exportar cortes nobles de carne, sólo de esta manera se logrará valorizar y hacer una mejor comercialización de la producción avícola.

Recientemente, el presidente ejecutivo de Ubabef ha destacado que en la última reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, FAO, las proyecciones del Rabobank son de un crecimiento de 40% para las exportaciones brasileñas de proteína animal en las futuras dos décadas. Lo que significaría que en el caso de la carne de pollo, Brasil tendría que aumentar sus exportaciones en 122% durante los próximos 20 años.

Lo anterior muestra que existen grandes perspectivas a nivel mundial para la producción de carne de pollo brasileña. Sin embargo, los productores avícolas de este país tienen un gran desafío inmediato que es enfrentar el aumento de los costos de producción y la apreciación de la moneda local frente al dólar. Para lo cual, de acuerdo a expertos es importante que los productores busquen nuevos mercados para sus exportaciones en países emergentes, otorgar un mayor valor agregado a sus productos y mantener cautivos a sus consumidores internos.
 

Comments powered by Disqus